Actualmente en Chile se generan 16,9 millones de toneladas de basura, de las cuales 6,5 millones corresponden a residuos municipales y 10,4 millones a residuos industriales. Dentro de este último, el 34% provienen de los desechos de la construcción.

Respecto a lo anterior, el construir con hormigón requiere modelar sus aplicaciones ya sea con madera, en cuyo caso se desechan por completo los moldes realizados. En este punto es donde nace Thetris, ya que tiene como objetivo disminuir en al menos un 80% los residuos en lo que respecta al proceso de construcción de una obra, evitando encofrados, moldajes y los insumos que requieren. Buscan introducir al mercado de la construcción un sistema de encofrados, que permita reducir los desechos provenientes de esta industria, a modo de evitar la sobreexplotación de los recursos naturales.

El director del proyecto Marco Castillo, señaló: “Nuestro objetivo es fabricar un nuevo e innovador sistema de encofrado de hormigón estructural en el cual, durante el proceso de la obra y a diferencia de los tradicionales, formará parte de la estructura en muros y lozas reduciendo los desechos a nivel de industria, optimizando los tiempos de ejecución del proyecto y además generando mayor seguridad en los trabajadores”.

Respeto a los potenciales clientes, Thetris pretende encontrarlos a través de plataformas que oferten obras específicas, enfocadas en su rubro. Además, buscan participar en diferentes ferias de innovación y emprendimientos sobre construcción, entre las que se encuentran, la feria de innovación de cámara de la construcción chilena, expoedifica, entre otras que faciliten espacios para validar el producto.

Hasta el momento, el proyecto ha demostrado la factibilidad del sistema y cumple con su funcionalidad. Además, se ha incorporado un acabado en la cubierta exterior, la que puede imitar madera, piedra o ladrillo. Al mismo tiempo, se pudieron concretar reuniones del rubro en la región y de las cuales se consiguieron cartas de interés para futuros trabajos.

Otro logro significativo que manifiesta el director del emprendimiento, es el hecho de que se acordó trabajar en un laboratorio de la PUCV para en un futuro obtener la certificación, esto se hizo por medio del mentor del proyecto, quien además entregó una estrategia de viabilidad para el producto (hormigón o tabiquería) puesto que cumplen objetivos relacionados dentro de la construcción.

Castillo hace énfasis, en que: “Si bien aún no se obtiene la certificación, el diagnóstico es favorable, puesto que todos los materiales que se usan en el sistema ya están certificados y se sigue la norma para su confección. Por lo tanto, el proceso solo evaluará la performance de las placas, por lo que demorará menos”.

Categories: INNOVACIÓN SOCIAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

INNOVACIÓN SOCIAL

Plastilinarte, creatividad para niños hasta los 102 años

En Chile la violencia escolar va en aumento, un 85% de los niños sufre maltrato físico o psicológico de parte de sus compañeros, 38% más que en 2017, 2 de cada 3 experimentan algún tipo Read more…

INNOVACIÓN SOCIAL

Therappy, cuando lo necesites contigo siempre

Therappy es una aplicación móvil que tiene por finalidad entregar contención y tranquilidad en todo momento a personas que presenten síntomas tales como depresión, ansiedad o crisis de pánico. Adicionalmente cuenta con terapias teleasistidas, eliminando Read more…

INNOVACIÓN SOCIAL

Senses, siento que aprendo

Senses es un emprendimiento que genera propuestas didácticas innovadoras que responden a la neurodiversidad de los estudiantes y, que, al mismo tiempo, se pueden introducir en la labor pedagógica, con el fin de impactar en Read more…